Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image
Scroll to top

Top

2 Comments

Goodbye, Dexter Morgan: Repaso a la Series Finale -

Dexter Morgan Series Finale

Y Dexter llegó a su fin. Tras ocho temporada en antena, el forense más macabro de la televisión se ha despedido para siempre tras una última temporada que no ha dejado indiferente a nadie. Los que ya comenzaron la temporada con dudas no han cambiado de opinión, mientras que los que aun confiaban en una posible recuperación de la serie y sus personajes se aferran al último episodio como un clavo ardiendo. Yo soy de estos últimos, lo reconozco. Dexter perdió el rumbo hace 4 temporadas, pero su Series Finale consigue ofrecernos un final digno, aunque podría haber tenido lugar en cualquiera de las 3 temporadas anteriores.

Para que vamos a negarlo, que la última temporada de Dexter haya compartido fecha de emisión con Breaking Bad no le ha hecho ningún favor. Mientras todo son alabanzas y halagos para la serie de Vince Gilligan, Dexter ha tenido que aguantar muchos palos (la mayoría justificados) por no saber afrontar el final de la serie como muchos consideraban que se merecía. ¿Dónde han quedado esa primera temporada con el Ice Truck Killer, esa segunda con el Bay Harbor Butcher o esa cuarta con el Trinity Killer? Parece que después de la fatídica cuarta temporada la serie nunca fue la misma, y eso tiene que ver principalmente con su personaje protagonista.

Esta serie no narra las peripecias de la Miami Metro Police, de hecho los secundarios de Dexter siempre han sido demasiado secundarios. Aquí el único que ha importado ha sido Dexter. Dexter y sus circunstancias, Dexter y sus problemas, Dexter y su naturaleza. Por eso cuando alcanzamos el final de la cuarta temporada todo tiene que cambiar. No podemos esperar que no haya una evolución en el personaje y en la serie. Con esto no digo que el cambio haya sido para mejor, pero es indudable que a partir de ese momento nada volvería a ser igual.

La humanización de Dexter ha sido algo que llevamos esperando desde la quinta temporada. La relación de Dexter con Lumen podía haber tenido el mismo papel que la relación con Hannah de las dos últimas temporadas y nadie se habría escandalizado si al final de esa quinta temporada hubiésemos visto como Debra descubría el secreto de Dexter. Desafortunadamente Showtime decidió continuar con la serie y brindarnos tres temporadas más en las que ni los villanos ni los secundarios han brillado por sus aportaciones. El desgaste de los que seguimos la serie desde el primer día ha sido evidente, muchos llevaban años clamando por el final de una serie que había entrado en barrena.

Sin entrar a defender lo indefendible (es decir, la última temporada), si que considero que el último episodio de la temporada ofrece un final más que digno a la serie. Los rumores del posible Spin-off sobre Debra Morgan consiguieron desviar la atención sobre su posible muerte, la cual ha sido toda una sorpresa (al menos para mí). Sin Deb entre nosotros lo normal es que Dexter tenga la reacción que tiene, ella era lo único (o lo primero) que consiguió hacerle sentir humano. Su hermana fue quien consiguió que su Pasajero Oscuro perdiera el enfoque y cometiera errores. Dexter solo podía completar su humanización sabiendo que Debra se quedaba en Miami feliz y tranquila y lejos de su mala influencia. Su muerte hace que todos los planes de Dexter se vayan al traste. Argentina suena muy bien, más aun si es con la bella Hannah McKay y con el rubísimo Harrison, pero Dexter sabe que no tienen asegurada la felicidad. Su presencia es tóxica, todo lo que toca acaba podrido y el amor por su hijo solo puede conducirle al sacrificio.

Dexter Morgan y Hannah McKay

Un sacrificio que al final vemos que no se trata de un suicidio como intentan hacernos creer en un primer momento. Ver a Dexter de ‘leñador’ en el último minuto del episodio, viviendo lo más lejos posible de Florida en una cabaña ha podido descolocar a más de uno. La sensación de final abierto enfada, estamos acostumbrados a que nos lo den todo bien mascadito, sin hueco a la interpretación, y ahí es donde creo que gana el final de Dexter. Yo prefiero elucubrar, hacerme mi propia película. ¿Acaso no es un sacrificio para Dexter tener que abandonar a su hijo y su pareja para irse a talar árboles? ¿Acaso esa mirada final no deja entrever que el Pasajero Oscuro sigue ahí encerrado? ¿O por el contrario viene a decir que está consiguiendo controlarlo a base de aislarse del mundo y rodearse de otros hombres musculosos y barbudos?

‘Es que no han pillado a Dexter, y eso es lo que tenía que pasar’ Que no veamos a Dexter entre rejas, en la silla eléctrica o siendo esposado por Batista en el último momento no significa que no haya salido a la luz todos sus secretos. ¿Acaso Quinn va a aceptar que Debra desaparezca así como así? Quiero creer que, a pesar de que no lo veremos nunca, los secretos de Dexter acaban saliendo a la luz tarde o temprano. Es el final que he querido escoger y estoy contento con él. Se que existían muchas otras formas de dejarnos a todos descolocados, con finales que quedarían muy vistosos de cara a la galería pero que no llegarían a marcarnos. Todo el mundo pensó que Dexter tendría un final determinado, todos estábamos mentalizados y al final no nos lo han dado, disfrutemos con la sorpresa.

El caso es que Dexter nos ha dejado para siempre, no va a volver, y queda en manos de cada uno quedarnos con el recuerdo que queramos de la serie. Que queréis que os diga, con todo lo que me ha hecho vivir esta serie, prefiero quedarme con lo positivo. El hecho de que la última temporada no haya estado a la altura ha servido para que lo poco positivo que ha tenido (mayoritariamente en el episodio final) lo haya intentado disfrutar al máximo.

Goodbye, Dexter Morgan.

Comments

Submit a Comment

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.