Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image
Scroll to top

Top

No Comments

La informática vista a través de las series

Informática y Series

Las series sobre informática no son algo nuevo, pero si parece que están viviendo una segunda juventud. El mejor ejemplo lo tenemos con la fuerte irrupción de Mr. Robot, convirtiéndose en uno de los estrenos más aclamados del verano, y la consagración de Halt and Cath Fire y Silicon Valley. Todas tienen un mismo nexo de unión (la informática) pero cada una trata el tema desde un punto de vista diferente, haciendo las delicias de los seriéfilos más Geeks.

Halt and Cath Fire: Pioneros y nostalgia

La informática forma parte de nuestra vida diaria, prácticamente todo lo que hacemos en nuestro día a día tiene de por medio un dispositivo informático (smartphone, portátil, gps, etc.) pero hubo una época (no tan lejana) en la que los ordenadores personales eran algo al alcance de muy pocos. Halt and Catch Fire nos traslada a la década de los 80, en pleno boom de los primeros ordenadores personales, con IBM a la cabeza y con Apple a punto de romper todos los esquemas con su famoso Macintosh.

A pesar de que la serie no gira en torno a las grandes empresa informáticas de la época nos muestra algo más interesante todavía, el proceso mediante el cual unos pocos visionarios fueron capaces de plantarle cara a la mismísima IBM, basándose en la historia real de la empresa informática Compaq. Hablamos de los pioneros de la informática moderna, desarrolladores transgresores, empresarios visionarios con aires de grandeza capaces de venderle hielo a un esquimal y un sector en pañales donde está todo por descubrir tanto a nivel de hardware como de software.

halt-and-catch-fire

Todo esto convierte a Halt and Cath Fire en una serie digna de cualquier aficionado a la informática vintage y a nostálgicos de un tiempo mejor y más simple. Pero no solo de premisas vive la serie, sus personajes son uno de sus principales activos. El peso de la serie recae en sus inicios en los dos protagonistas masculinos Joe MacMillan (comercial agresivo y visionario, interpretado porLee Pace) y Gordon Clarke (ingeniero frágil e ingenuo, interpretado por Scoot McNairy), que actúan como los Steve Jobs y Steve Wozniak de Cardiff Electric.

Según avanza la serie vemos como sus protagonistas femeninas van cogiendo peso hasta el punto de ser quienes sostienen todo el peso de la serie. Cameron Howe (Mackenzie Davis), con sus habilidades de programación y personalidad caótica es la más creativa de la serie. Sus ideas son arriesgadas pero completamente adelantadas a su tiempo, trasladando el concepto de Start-Up a los años 80. El tándem que hace con Donna Clarke (Kerry Bishé), su contrapunto más serio, conservador y racional, es lo mejor que nos ha dejado la serie en su segunda temporada. No creo que tardemos mucho tiempo en ver a estas dos actrices tomar protagonismo en series con mayor visibilidad.

En definitiva, Halt and Catch Fire es una serie perfecta para los más nostálgicos de la informática y para aquellos que quieran entender como fue la revolución de los ordenadores personales y el nacimiento de lo que hoy conocemos como Internet. Estamos ante un drama, así que nada de esperar grandes gags humorísticos ni frenéticas secuencias de acción, aquí tenemos de fondo romance y problemas familiares.

Halt and Catch Fire se emite en el canal AMC.

Mr. Robot: Activistas y paranoicos

Hoy en día toda nuestra información se encuentra online y tanto las empresas como los hackers informáticos hacen uso de ella para cumplir sus objetivos. Mr. Robot quiere mostrarnos el lado más oscuro de la informática, con corporaciones malvadas que se aprovechan de los más débiles y hackers justicieros que hacen uso de sus habilidades para castigar a los malos.

Vista desde un punto de vista 100% práctico, Mr. Robot es de las series más cercanas a la realidad cuando hablamos de tecnología. Los dispositivos, interfaces, aplicaciones y procesos que vemos en la serie son reales y muchos de nosotros podríamos acceder a ellos (aquí tenéis una lista), lo que hace que la serie alcance un nivel de realismo que otras no consiguen, llamando la atención del público más avanzado en cuestiones tecnológicas.

mr-robot

Si nos quedamos con la lucha entre Evil Corp. (los malos) y Fsociety (los buenos)  y el resto de víctimas colaterales como Allsafe Cybersecurity (los tontos), tendríamos una serie entretenida y con material suficiente para funcionar por si sola. Pero Mr. Robot quiere ir un poco más allá y nos muestra todo bajo la perspectiva de su protagonista, un joven informático con indicios de depresión, paranoia y fobia social, adicto a la morfina que se dedica a hacer ciberjusticia en sus ratos libres y que nos lo cuenta todo a través de una voz en off mediante la cual conversa con el espectador.

Una vez más (ya no se cuantas llevamos) nos encontramos ante un protagonista inestable psicológicamente, que se automedica y que gracias a su situación ‘especial’ es capaz de hacer ‘grandes cosas’. La excesiva dependencia de Elliot (Rami Malek), su protagonista,  es quizás el único pero que le pondría a la serie, que no sería capaz de funcionar sin las ‘movidas’ que le pasan a su protagonista por la cabeza. Esta dependencia se traduce en giros de guión demasiado efectistas, abuso del cliffhanger y una continua sensación de no saber lo que pasa que puede enganchar o ahuyentar al espectador según como le pille.

A pesar de esto la trama principal de la serie debería de ser suficiente para mantener a cualquier persona interesada en el mundo del hacking y los ciberataques enganchada a la serie. Los personajes secundarios van ganando peso con el paso de los episodios pero deberían tener algo más de protagonismo si queremos empatizar un poco más con la serie, cosa que el protagonista no consigue. Tan solo el personaje de Mr. Robot (Christian Slater) consigue generar algo de misterio.

Mr. Robot puede enganchar por su visión crítica sobre temas como el activismo, la privacidad, y el impacto de las empresas y los hackers en la vida privada de las personas. Es la serie ideal para inconformistas y paranoicos de la privacidad, que sufrirán al ver que todo lo que se hace con la información privada online está muy lejos de la ficción. La peculiaridad de su protagonista hace que la serie pierda el rumbo en algunos momentos, jugando en exceso con aquello que el espectador no sabe todavía y abusando del factor sorpresa.

Silicon Valley: Genios e incomprendidos

Comparada con las dos anteriores se queda en un simple juego de niños, pero es una de las más interesantes por mostrarnos las entrañas de Silicon Valley. El tono de comedia, los episodios de corta duración y su trama más liviana hacen que Silicon Valley sea una gran forma de conocer como se cocina el lanzamiento de una start-up en uno de los entornos más hostiles y a la vez más apropiados para el éxito.

silicon valley

Silicon Valley nos narra la vida de un grupo de ‘genios’ informáticos que, hartos de trabajar para una de las principales corporaciones de Silicon Valley deciden lanzar su propia start-up con todas las dificultades que ello conlleva. Rondas de financiación, espionaje industrial, abogados y millonarios excéntricos que no saben que hacer con su dinero se dan cita en esta comedia que, a pesar de arrancar con una primera temporada algo irregular, ha conseguido despegar gracias a su segunda temporada.

Dejando de lado las libertades y exageraciones propias de toda serie, hay que reconocer que Silicon Valley consigue mostrar una cara del sector tecnológico a la que no estamos acostumbrados a ver. La creación de nuevos productos, el impacto de un pequeño error en la cuenta de resultados de una gran corporación como Hooli (rival de Pied Piper, la star-up de los protagonistas) se ven con otros ojos cuando los vemos desde la sala de juntas y no desde las webs de noticias.

De los protagonistas destacaría lo bien que funcionan a nivel coral, con pocos personajes que destaquen demasiado por encima del resto. Richard (Thomas Middleditch)es el claro protagonista al ser el inventor del algoritmo mágico que le da valor a su aplicación Pied Piper, pero nada hubiese sido posible sin la aceleradora de empresas de Erlich Bachman (TJ Miller). Gilfoyle (Martin Starr), Dinesh (Kumali Nanjiani) y Jared (Zach Woods) completan el equipo mientras que Monica (Amanda Crew) actúa como la outsider que intenta poner algo de cordura dentro del caos que supone gestionar una empresa tecnológica tan joven y con tantos problemas a su alrededor.

Una serie para todo aquel que se sienta atraído por el mundo de las start-ups y el sueño americano de triunfar en Silicon Valley. Más de uno se lo pensaría dos veces antes de intentar lanzarse a montar su propia ‘App’ tras ver como se las gastan en el valle más famoso del mundo. Hablamos de una comedia con episodios de una duración más reducida, por lo que siempre es más fácil pegarse un atracón rápido con esta serie.

Silicon Valley se emite en Movistar Series.

BONUS: The IT Crowd: Los maestros

Para mi la mejor, la única, la irrepetible, la que siempre que veo disfruto más que la última vez. Ya casi han pasado 10 años desde su estreno y sigue muy en forma.

En el fondo de informática tiene poco (al menos en el contenido), pero narra la disparatada vida en el departamento de IT de Reynholm Industries, una gran empresa británica. Sus integrantes Roy (Chris O’Dowd), Moss (Richard Ayoade) y la descolocada Jen (Katherine Parkinson) son continuamente ninguneados por sus compañeros, que les desprecian y no les tienen en cuenta para nada.

the it crowd

Las situaciones que viven y el particular humor británico hacen que sea una de las series más divertidas de ls últimos años. Es, sin duda, mi principal recomendación si lo que queréis ver es una serie sobre informática, aunque solo sea para echar unas risas, os aseguro que muchos de los gags tardarán en salir de vuestra cabeza: Friendface, Gay: The Musical, Peter File, 0118 999 881 999 119 725 3, Aunt Irma, Richmond

Te gustará The IT Crowd si te consideras un friki, así de claro. La serie tiene muchísimas referencias a películas, series, videojuegos, cómics… si a eso le sumas que es una comedia top, con pocos episodios (y cortos) por temporada, no la puedes dejar pasar.

it crowd

Submit a Comment

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.