Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image
Scroll to top

Top

No Comments

Pebble y mi experiencia con Kickstarter -

pebble

Cualquiera que esté algo metido en el mundo de la técnología y de Internet habrá oído hablar de Kickstarter. Esta plataforma, que se dedica a lanzar proyectos a través del Crowdfunding, ha ganado muchísima fama en los últimos años por conseguir hacer realidad proyectos que de no haber sido por ellos, no hubiesen visto nunca la luz. Un ejemplo reciente es la película de la serie Veronica Mars, que consiguió superar con creces la financiación que solicitaban mucho antes de que terminase el plazo establecido. Otro gran ejemplo es el de Pebble, el reloj inteligente capaz de conectarse por Bluetooth a tu iPhone o smartphone Android. Yo tuve el placer de contribuir al proyecto de Pebble y he recibido mi reloj recientemente, aquí os cuento mi experiencia con Kickstarter, con sus pros, sus contras y una mini review del famoso ‘reloj inteligente’.

Lo primero que uno piensa cuando entra a mirar los proyectos que se presentan en la web de Kickstarter es: Quiero apoyar a todos. La gran mayoría de los proyectos que se financian en Kickstarter son productos físicos, aunque algunos son ideas de negocio o proyectos para ofrecer algún servicio. Cuando vi el anuncio del proyecto de Pebble lo tuve claro, estamos ante un planteamiento completamente nuevo del concepto de ‘reloj inteligente’ y merece la pena comprobarlo por mi mismo. Cuando apoyas un proyecto en Kickstarter suelen darte diferentes opciones, los primeros afortunados que pasan por caja suelen llevarse algún extra con su pedido, en mi caso solamente apoyé al proyecto comprando un reloj a un precio menor al que salió posteriormente a la venta. Los chicos de Pebble, que en un principio habían solicitado ayuda para conseguir reunir $100.000, obtuvieron un apoyo que superó los $10.000.000. Cuando vieron que la demanda había sido muchísimo mayor de lo que esperaban los plazos de entrega se vieron retrasados considerablemente. Estamos hablando de un proyecto que cerró su ronda de financiación en mayo de 2012, que tenía previsto empezar a enviar los primeros relojes en septiembre de ese mismo año y que finalmente empezó a entregarlos a finales de enero de 2013. Como podéis ver, mi reloj ha llegado un año después de que apoyase el proyecto, un plazo demasiado largo.

Y es que el Crowdfunding tiene estas cosas. Muchos proyectos llegan a buen puerto, pero otros no tienen tanta suerte. De hecho es extraño que Pebble haya conseguido salir airoso del problema que se les presentó al conseguir tantísimo apoyo y expectación alrededor de su producto. El retraso en la entrega es el único pero que se le puede poner a los chicos de Pebble, pero me consta que ha habido otros proyectos de Kickstarter que no han sido capaces de cumplir con lo que prometían dejando a sus inversores en la estacada.

It’s time to meet Pebble

La verdad es que es difícil explicar lo que es Pebble mejor que el vídeo. Si que es verdad que los vídeos promocionales tienden a reflejar de una forma un tanto excesiva las bondades de los productos. En este caso Pebble hace muchas de las cosas que dice en el vídeo, pero no es oro todo lo que reluce. Para empezar, el reloj es muy ligero al estar fabricado de plástico. Esto no es algo negativo, pero si estás acostumbrado a llevar relojes de acero el cambio es considerable, da la sensación de llevar un reloj de juguete. A pesar de eso el acabado es muy bueno y es resistente al agua, soportando hasta 5ATM de presión. No te lo puedes llevar a las profundidades marinas pero lo puedes usar en la paya, la piscina y la ducha sin problemas. Las funcionalidades del reloj es lo que más llama la atención y también donde mayores esperanzas tengo depositadas. A día de hoy el sistema de notificaciones solo funciona con los emails, los sms (e iMessage en mi caso) y las llamadas de teléfono. Son notificaciones muy básicas pero más que suficientes para que evites tener que sacar el teléfono del bolsillo la mitad de las veces que recibes una notificación.

Tengo muchas ganas de ver las futuras actualizaciones del software que acompaña al teléfono en forma de app. En esa app puedes cambiar la ‘watchface’ de tu Pebble y realizar la configuración básica del dispositivo. El futuro de Pebble lo irán marcando los desarrolladores, que con el SDK gratuito y completamente ‘abierto’ de Pebble podrán sorprendernos con nuevas funcionalidades. De momento ya se puede visualizar la información de RunKeeper en la pantalla de Pebble, una gran noticia para todos los runners que parecen salir de debajo de las piedras estos días. Para los más curiosos e interesados en Pebble, podéis pedir uno en getpebble.com. Su precio no es excesivo, pero lo que no pueden garantizar todavía es una fecha aproximada de entrega aunque en esta otra web van haciendo un seguimiento del número de unidades enviadas. Hay 5 colores para elegir entre negro, blanco, gris, rojo y naranja aunque de momento el que menos tarda en ser enviado es el negro.

Fecha de publicación: 05/26/2013
Buen reloj, con un futuro muy prometedor y un presente muy interesante. LO MEJOR: su sencillez de uso y que sea impermeable. LO PEOR: Apariencia delicada y falta de funcionalidades iniciales.
7 / 10 estrellas

Submit a Comment

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.